Bestia

Harry Stevens grita peligro en cada poro del cuerpo y no precisamente por las escandalosas cicatrices que lleva en el lado izquierdo de la cara.
Es la clase de chico con el que no quieres involucrarte porque sabes, por sobre todas las cosas, que va a destrozarte. Es de la clase de hombre que guarda una cantidad aterradora de secretos lo suficientemente perturbadores como para hacer que quieras huir de él lo antes posible. Es de la clase de hombre que, pese a todo el odio y rencor acumulado que carga sobre los hombros, es capaz de hacerte tocar el cielo con un beso…
Sé que no es de fiar. Sé que debo poner cuanta distancia sea posible entre él y yo porque su mundo acabará con el mío si no le pongo un punto final a lo que siento…, pero no puedo hacerlo. No puedo huir de él. No, cuando la oscuridad que vive dentro de él se disipa cuando está a mi alrededor. No, cuando lo amo del modo en el que lo hago…
El ángel vino en forma de bestia y vino a salvarme. Quizás… —solo quizás— vino a acabar conmigo.

La chica de los colores

Celeste era una chica con una discapacidad a quien, a raíz de un accidente, le habían amputado ambas piernas a la edad de diez años. Gracias al apoyo de su familia —en especial al cariño y confianza que le brindó su abuelo—, fue capaz de superar los momentos difíciles causados por la adversidad. Encontró entonces en el arte, y específicamente en la pintura, una forma de liberar su alma, de volar a los rincones a los que físicamente no podría llegar. Así, entre cuentos infantiles y sirenas, fue capaz de crecer y convertirse en una mujer hermosa, talentosa y, sobre todo, independiente.

Pero, y ¿el amor? El amor la hacía sentir vulnerable. No lo esperaba, creía que las cosas para ella serían así: una vida solitaria y llena de cuadros por pintar. Entonces apareció Bruno, un chico de una ciudad distinta, de una clase social diferente, pero con muchas ganas de llenarse de los colores de Celeste.

Bruno le demostrará que el amor no entiende de diferencias ni de limitaciones, que los recuerdos que guarda el corazón son más importantes que los que guarda la mente, y que el amor existe para todos. Celeste encontrará en Bruno al chico de los cuentos que le contaba su abuelo y, de paso, descubrirá que este tiene muchas más historias que contar, además de las que ella conocía y que los secretos del pasado pueden afectarlos a ambos.

Celeste y Bruno serán testigos de un amor predestinado en el tiempo, una revancha de la vida, un lienzo en blanco lleno de colores por pintar y descubrir.

H de Harry

Kaethennis ha disfrutado de los placeres de la vida. Mucho. Casi se puede decir que demasiado. Es un alma libre, o al menos así se definiría ella. Kaethennis solo tuvo una debilidad, un desliz: Jake.

Jake le dio la espalda a Kaethennis, él simplemente huyó, literalmente.

Harry Jefferson vive por la batería, sus manos son sus herramientas de trabajo. Pero una de ellas ha sido lesionada cuando Dexter, su compañero de banda y hermano, juega con sus baquetas y accidentalmente le golpea con estas.

BG.5 está de visita en Liverpool. Los Stuart viven en Liverpool.

Harry ha ido al hospital y Kaethennis… también.

Él la ha ayudado y ella podría ayudarlo a él…

Ahora Harry y Kaethennis no pueden mantener sus manos quietas.

Kaethennis no sabe si la «H» es de Harry o de huir.

El deseo prohibido de Doug

Algo que Doug siempre supo es que la hermana Jefferson era intocable, perfecta y definitivamente no destinada para él. ¿Pero algo que también supo? Que por más que lo intentara no podría huir de ella, no cuando esos ojos azules verdosos y sonrisa angelical estaban destinados a perseguirlo en sueños, duchas e incluso en el escenario, ¿y por qué no decirlo? También lo perseguían mientras escribía una canción.

El problema de Hilary siempre se ha reducido en volver al mismo punto de partida: desear a Doug McQueen. Incluso viéndolo en revistas con todos sus ligues, ella no puede huir de los cosquilleos en su estómago, ni el deseo de tenerlo para sí misma.

¿Qué se hace cuando se desea lo prohibido? Lo tomas y ese es el error que Doug ha creído cometer. Ha tomado su deseo.

¿Dónde radica el error de Doug? En tomar el deseo que lleva por apellido Jefferson, el mismo apellido que sus dos sobreprotectores amigos, compañeros y hermanos de banda poseen.

Se han dejado llevar, las cosas fueron más allá de lo planeado y ahora no saben cómo enfrentarlo.

Una cosa es cierta: Doug no sabe cómo decirle a los hermanos Jefferson que ha dejado algo más que besos en su hermana, que ha dejado algo echando raíces en su cuerpo.

Entonces así es como sucede, así es como Hilary siempre ha sido y parece ser el deseo prohibido de Doug.

Los miedos de Ethan

Ethan Jones, durante años, ha sido el causante de incontables suspiros en mujeres e, incluso, de algunos caballeros. El guitarrista y vocalista de la aclamada banda musical británica BG.5 es experto en causar suspiros y demás con tan solo una mirada.

Dentro de esos muchos suspiros se encuentra uno nuevo, uno fresco. Un suspiro tan hondo y difícil de ignorar que podría representar todo lo que Ethan se rehúsa a reconocer y a experimentar: Grace.

Grace Spear ha aprendido que la vida hay que vivirla en cada momento. «Vive cada día como si fuera el último» es lo que se recuerda a sí misma cada vez que ve la cicatriz de su espalda.

Si hay algo que Grace ha aprendido es que a veces quien te ama y promete cuidarte, es quien te hiere y rompe el corazón. Si hay algo que Ethan ha aprendido, es que hay ciertas cosas para las que no está hecho: relaciones amorosas, bebés y familia.

Es de esta manera que los pensamientos comienzan a formarse y los secretos son confesados. Grace cree que Ethan está equivocado y Ethan que Grace es la que se equivoca, y es a través de estas contradicciones que las cosas toman su lugar.

¿Relaciones, bebés y familia? Ethan tiene mucho que aprender y Grace puede guiarlo, siempre y cuando Ethan esté dispuesto a enseñarle cosas «interesantes».

Solo basta que Ethan acepte el reto de su vida, que deje entrar lo que se ha negado a conocer, lo que cree no merecer, y Grace está muy dispuesta a ayudarlo; después de todo esto se trata de superar los miedos.

Específicamente: los miedos de Ethan.

Carolina entre líneas

Además de ser community manager en la librería Café y letras, y buscando aunque sea en sueños salir de la rutina, he intentado escribir al menos veinte historias en las que encuentro el amor verdadero de la forma que menos espero y con quien menos espero; desde un millonario que ama mi timidez hasta un revoltoso para el que represento un reto. Porque vamos, hay que ser francos, en la vida real eso no sucederá y afortunadamente no es delito soñar despierto.

Hola, mi nombre es Carolina y soy adicta a las historias de amor. Y todo iba bien en mi estúpido mundo de fantasía hasta que empecé a intercambiar correos electrónicos con el escritor Alexander Donoso, de quien no sé nada; porque ese nombre… es un seudónimo.

Tenías que ser tú

El destino estaba escrito desde que eran niños, trazaron una historia que jamás imaginaron. Condenados a vivir un matrimonio por conveniencia para mantener el linaje real.

Siempre tú

Holly Hamilton es una chica con sueños e ilusiones, un novio bastante popular, una familia increíble y un futuro muy prometedor como actriz y modelo. ¿Qué podría salir mal cuando se tiene todo?

La esposa de mi jefe

Alexandra Carlin es una chica recién graduada en la universidad, sin éxito en el campo laboral. Un día es contratada por fin como secretaria del presidente de una revista de prestigio a nivel internacional, Oliver Anderson, un joven apuesto de veinticinco años. Oliver está a punto de perder la presidencia de la empresa por no tener una vida formal. De repente, sus vidas dan un giro cuando hace un contrato con Alex para ser su esposa durante seis meses.

La historia narra el divertido matrimonio odio-amor entre Alex Carlin y su jefe, sobre todo cuando nada sale como ellos esperaban.

Sueños de cristal

Se dice que todos tenemos un ángel de la guarda, uno que se nos es asignado desde antes de nuestro nacimiento y que debe velar por el bienestar de nuestra alma y cuerpo durante nuestra estadía en la Tierra. Elisa tiene uno, al igual que todos los demás, solo que ella cuenta con una peculiaridad: desde muy pequeña puede verlo y hablar con él. A pesar de que no siempre es sencillo vivir con alguien que te sigue a todos lados y te recuerda lo que no debes hacer, ellos han logrado de cierta forma armonizar y crear una especie de amistad. Sin embargo, de un momento a otro las cosas cambian. El mundo se enfrenta aun destino fatal y Caliel se encuentra frente a la difícil decisión de elegir entre cumplir las órdenes que le han sido dadas o salvar a su protegida y amada amiga. Y en medio de la tribulación y la oscuridad de los últimos días de la Tierra, cuando parece que, finalmente, todo está acabado, aquello que se creía extinto vuelve y enciende una llama de esperanza para la humanidad.

Con los ojos del alma

Ámbar perseguía la libertad, esa era la palabra que marcaba su camino. Volaba de un lado al otro en búsqueda de un lugar donde por fin se encontrase a gusto, un sitio que la hiciera sentir parte de algo, de un todo. Pero nunca lo hallaba, porque cuando la novedad pasaba, simplemente todo se repetía en su interior, los recuerdos y temores afloraban, y ella volvía a huir.
Mariano estaba lleno de estructuras y organización, esa era la forma como lograba sobrevivir y destacarse en la vida académica, a pesar de su discapacidad. Necesitaba crear una fortaleza en torno a su persona, asegurarse de que nada pudiera sabotear todo lo que había logrado. Para ello, tenía solo dos armas: su inteligencia extrema y el poder que le

otorgaba su cargo. Con ello manejaba a los que lo rodeaban, lograba que le temieran porque pensaba que solo con el miedo obtendría el respeto que tanto ansiaba. Pero lo cierto era que se sentía inferior al resto y había creado ese solitario mundo para protegerse.
Un día, sus caminos se juntaron y sus personalidades sacaron lo peor de cada uno. El orgullo se convirtió en la barrera que ambos utilizaron para poder evadir lo que en realidad sentían, aquello a lo que tanto temían. Ámbar no deseaba perder su falsa libertad y Mariano no quería ser vulnerable para nadie; aceptar el amor no era algo que estaba en sus planes. Pero los planes no siempre se cumplen y el destino tiene caminos misteriosos.

Tu música en mi silencio

La maestra de piano le enseñó dos cosas importantes: primero, que para tocar música no es necesario oírla, sino sentirla; y segundo, así como no hay luz sin oscuridad, como no hay bondad sin maldad, tampoco es posible la música sin el silencio. Y ella así lo creyó.

Un día, se dio cuenta de que también había música en sí misma, que su corazón se aceleraba, sus piernas se aflojaban y su interior vibraba cuando él, Daniel, estaba cerca. Y es que él había traído la música a su vida: la del piano y la de su propia alma. Era él quien llenaba de melodías la quietud en la que vivía, por lo que cuando se fue, la música también se acabó.

Y es que crecer duele, y la pobreza es enemiga de los sueños; pero entonces, sumida en el más profundo y absurdo silencio causado por la desazón y los problemas de la vida, recordó la lección de la maestra: no hay música sin silencio. Y así, su corazón volvió a latir, y en su quietud volvió a sonar aquella melodía.

When she was a virgin

La Bruja Franca, Annie Vega, lo tiene todo. Un futuro prometedor, padres que la aman inmensamente, un par de locas, pero estupendas amigas y las mejores calificaciones de su clase. Estudia Derecho y Ciencias Políticas en una de las mejores universidades de la ciudad. No maldice, no fuma y es buena controlando sus emociones (pero no su boca).

Solo le falta algo, el amor.

Y, por otro lado, está Landon. Annie lo detesta porque representa todo lo que no quiere de un chico: mujeriego, despreocupado y sobre todo con una enorme arrogancia. Sin embargo, la llegada de una fiesta universitaria provocará que sus planes cambien radicalmente.

Todos tenemos un talón de Aquiles, y el de Annie se llama: Landon Cooper.

¿Podrá afrontar las consecuencias de aquella noche desenfrenada?

Siete meses

Cuarenta y ocho días y 7.566 kilómetros. Un viaje para descubrir nuestras antípodas. “Nueva Zelanda, ¿el último paraíso?” invita a explorar el territorio más joven del planeta, un paraíso natural que durante siglos solo fue habitado por aves.

El estrecho de Cook no solo separa geográficamente la Isla Norte de la Isla Sur, cada una de ellas es un viaje distinto. Partiendo desde Auckland hasta Christchurch, el relato se basa en un road trip de norte a sur en el que la ruta es el hilo conductor. Mediante los paisajes y las entrevistas se descubre la historia, la cultura, el pasado y el presente de este país, todavía bastante desconocido. Durante el viaje tienen mucho protagonismo la cultura y las leyendas maoríes, así como las entrevistas con neozelandeses, entre ellos el escritor y exalpinista Philip Temple, además de la experiencia de pasar una velada con una familia catalano-maorí.

El libro pretende acercar y familiarizar al lector con la historia y la cultura neozelandesa, transmitirle la amabilidad y hospitalidad “kiwi”, presentarle sus ciudades y sobre todo su naturaleza imponente, con informaciones y recomendaciones útiles para quien decida viajar a Nueva Zelanda, sin ser una guía de viajes.

Siempre has sido tú

Levi Madsen. La mezcla perfecta entre apariencia y personalidad. Ojos dulces, sonrisa pícara y la actitud más confusa del mundo. La mitad de las veces no logro entenderlo. Puedo sentirlo cercano en un momento y lejano al otro. Directo y claro hoy, confuso y evasivo mañana.

No lo comprendo. ¿Cómo puede verme con tanto anhelo en un segundo y no soportar mirarme en el siguiente?

La manera en que actúan todos a su alrededor me hace creer que esconde algo, un secreto que solo yo desconozco. Pero, teniendo en cuenta que somos compañeros de cuarto, sé que lo descubriré. Tarde o temprano encontraré lo que esconde y al fin entenderé esa extraña actitud suya… Pero por ahora solo queda intentar ser fuerte, superar mis miedos y soportar su humor tan cambiante, porque claudicar solo puede terminar con mi corazón roto.

Sin ver atrás

Kara tiene un pasado del que no se siente muy orgullosa. Reírse de las personas menos agraciadas y hacer la vida imposible a los chicos inteligentes es algo de lo que está profundamente arrepentida, pero la vida tiene maneras de hacerte pagar todo lo que haces, y Kara no es la excepción a ello.

Owen Bates ha trabajado muy duro para eliminar todos los gramos de grasa con los que cargó durante su adolescencia. Las palabras hirientes de Kara, junto con las burlas de los demás, además de causarle daño le dieron el empujón que necesitaba y lo impulsaron a adelgazar. Sin embargo, ese pasado sigue persiguiéndolo después de varios años. Ellos se reencuentran de nuevo y Kara está segura de que es el karma que quiere hacerle pagar todo aquello. Y él, Owen, no piensa desaprovechar la oportunidad que le ha dado la vida para poder vengarse de Kara y todo lo que le hizo pasar.

Déjame con mi orgullo

Cree que teniendo perfectos músculos, unos ojos miel envidiables, una altura que te hace quebrarte el cuello cuando lo quieres mirar a los ojos, cabello rizado, perfecta piel besa…, esperen…, me he perdido, ¿qué estaba diciendo? ¡Oh, sí! Ese idiota cree que teniendo todos esos perfectos dones puede usar a una mujer cómo quiera, pues yo no lo creo.

Soy Annabella, pero, por favor, llámenme Ann si no quieren que los mate, y esta es la historia de cómo conocí al cretino desesperante que tengo como tutor…

Término medio

Adelaide Parson se define a sí misma como una mujer en el término medio: en lo bonita, en la suerte, en virtudes y término medio en defectos. Así que término medio son dos palabras para definir su vida.

Irresistible propuesta

Recuerda: las apariencias engañan.

Jessica Evans está enamorada profundamente de Matt Figgins desde hace unos cuatro años. Aunque, a sus ojos, Jessica no existe. Pero es comprensible, ya que Matt es de las personas más conocidas en el instituto Eastwood.

Por otro lado, Scott Danvers es un compañero del equipo de Matt, y por algunas circunstancias, necesita un favor de Jessica, por lo que le propone algo irresistible; ella fingirá ser su novia durante un mes a cambio de que él la acerque a Matt.

A pesar de que para Jessica Scott sería la última opción como amigo entre todos los hombres del mundo, acepta.

¿Saldrá bien la Irresistible Propuesta?

A través de ti

¿Qué harías si de un día para otro perdieras la capacidad de ver?

La vida de Hunter cambia por completo luego de un accidente, sus ojos ya no ven.

Dejó de ser ese chico alegre, optimista, lleno de sueños y metas. Su cambio rotundo enjaula a sus sentimientos y aparta aquello que cree que no necesita, ni merece: el amor.

El destino puede sorprenderte más de una vez. Y Hunter no lo tuvo en cuenta, hasta que conoció a Chloe, la bibliotecaria de la ciudad. Su presencia alegre, divertida, auténtica e interesante, lo cautiva desde el primer momento.

Ella parece ser la pieza justa que necesita para sentirse menos desamparado. Puede ser la representación de la llave para liberarlo de su encierro.

Ambos se van a sentir atraídos desde el primer instante en que sus pieles se rozan, no van a poder ignorar por mucho tiempo lo que su interior está gritando.

Van a compartir más de un momento juntos. Momentos que los harán sonreír como nunca, y experimentar nuevas sensaciones. Momentos que los harán llorar de risa o de tristeza.

Él piensa que Chloe no está a salvo a su lado. Ella no le soltará la mano, incluso aunque tenga que batallar contra mil demonios.

El amor puede ser la respuesta a todo. Puede ser la salvación, el milagro, puede ser la luz que ilumine la oscuridad que tanto atormenta a Hunter.

O puede no serlo, y doler. Doler al punto de dejar una cicatriz en sus almas.

En la batalla del amor, alguien puede salir herido. El salvarse… depende de una elección.

¿Será cierto que el amor todo lo puede? ¿O somos nosotros quienes le damos el poder?

Olivia

Olivia juega con muñecas. Les corta la cabeza. Olivia tiene once años. Finge ser menor. Usa vestidos rosas y pequeños moños rojos. Olivia es un monstruo. Mató a su gato y… Un monstruo no puede ser amado. Un monstruo no puede ser salvado. Avan tiene dieciocho y ama enfermizamente a Olivia.

Cero rubias

¿Quién dijo que cuidar a un anciano es tarea fácil? Y más si se trata del Sr. Marshall Crane con 81 años de edad. Pero lo peor de todo es tener que soportar a su nieto: Carter Crane. Sarcástico, tarado, insensible, fastidioso, antisocial y cretino. Tampoco puedo dejar por fuera el hecho de que es un adicto a los videojuegos. En pocas palabras, Carter es sinónimo de «Friki Atractivo». El chico es galante y sobre todo seductor. Es imposible negarlo. Pero para colmo, tiene una ridícula «Ley Personal»: Cero rubias en su lista de chicas. Y desafortunadamente yo, Meg Lennon. Tengo que serlo. Una rubia, un anciano, una latina, una castaña, un exnovio y sobre todo un gran inepto. ¿Qué es lo peor que podría pasar?

Censurado

Anabell hizo de todo para que Dylan, su relación más larga, llevara a la relación a otro nivel… En la cama. Fueron meses de coqueteos, insinuaciones y profundos escotes.

¿Qué fue lo que hizo Dylan? Engañarla, engañarla con su prima, La Rusa.

El despecho es peligroso. ¿Pero algo más peligroso que eso? Una botella de Vodka. Entonces, con estos dos ingredientes, Anabell decide tomarse una sexy, caliente y reveladora foto destinada a Dylan para así demostrarle que hizo la elección equivocada al decidirse por la chica rusa.

¿El problema? Ella escribió un 0 y no un 8 en el destinatario de la foto.

Jared solo quería dormir la noche que su celular sonó, pero el sueño se fue en el momento en el que vio la linda e inolvidable foto que cierta chica le había enviado. Él no es Dylan y no conoce a ninguna rusa, pero sin duda alguna le gusta lo que ha visto.

Ahora Jared y Anabell viven una doble vida de mensajes picantes. Las fotos no van a detenerse y nadie debe saberlo más que ellos; después de todo, son fotos censuradas. Es de esta manera como ambos descubren no ser lo que buscaban, pero si lo que necesitaban.

Entre divertidas experiencias, amigos alocados, un hermano gay, perversión y muchos recuerdos confusos de una niñez traumática, Anabell y Jared cayéndose atraen el uno al otro. Cuando todo se complica, el pasado emerge y los recuerdos regresan, la pareja deberá demostrar que es capaz de sostenerse y continuar con su alocada y épica relación.

Vidas cruzadas

Él, acaudalado, indiferente, frío, con el mundo a sus pies. Un hombre que lo tiene todo, pero que en realidad no tiene nada.
Isabella, decidida, fuerte y huérfana. Lucha incansablemente por sacar a sus dos pequeños hermanos adelante sin la menor posibilidad de lograrlo, pues siempre la vida se ha empeñado en quitarle, no darle.

Sus vidas se cruzan en un accidente que trae como consecuencia un cambio total en el rumbo de sus caminos, a partir de ese momento su futuro se unirá y nada volverá a ser igual.

Sencilla obsesión

Un deseo pensado al ver una estrella fugaz resultará ser el principio del fin de su satisfactoria vida. Jared estaba seguro de haber dejado atrás los más oscuros días de su vida, pero el pasado vuelve para atormentarlo. Íria, su amor de la adolescencia, regresa después de trece años. Y a partir de ahí nada es lo que parece. Él no la quiere cerca. Ella no se deja alejar. Fuerzas más allá de sus deseos parecen mover sus existencias. ¿O acaso los deseos son tan poderosos que se imponen sobre cualquier obstáculo?

Cuando los verdaderos propósitos se ocultan, cuando los pensamientos no llegan a transformarse en palabras, cuando los planes de uno son contrarios a los del otro, empieza la guerra. Dos historias, dos periodos de tiempo, los mismos protagonistas en busca de un final. Un relato de pasión, de orgullo tonto, de miradas inocentes, de amor obsesivo. De querer poseerlo todo sin tener en cuenta que existe el peligro de quedarse sin nada. A veces, lo que está escrito en las estrellas, es simplemente inexorable.

Miradas azucaradas

A lo largo del día pasan muchas cosas en la vida de Natalie: se pelea con esos odiosos trolls a los que llama hermanos, que la molestan porque le gustan los unicornios, se quiebra la cabeza en la clase de matemáticas, hace como si no le importara el divorcio de sus padres y suspira cuando su amor platónico pasa frente a ella… ¿Suspira? ¡Mentira!

Prácticamente se derrite y se pone temblorosa al ver a Shawn Price, quien no se da cuenta de las dulces miradas indiscretas de cierta chica, ya que está muy ocupado mirando a la perfecta Hannah Carson como para notarla; aunque no es que se quejara, porque sería bastante vergonzoso que la viera babear por él.

No, Shawn y Nat jamás hablarán, jamás tendrán una cita, jamás se besarán y jamás le romperá el corazón… ¿O sí?

«No importa qué tan amarga sea la vida, puedes agregarle azúcar».

Tú, nada más

Marcel; indiferencia.

Anel; fragilidad.

Sin saberlo, viven escondidos en sus propias sombras, en sus mundos sin luz, en la soledad. Pero, de pronto, algo cambiará y después de defender a esa chiquilla flacucha en aquel salón de la universidad, se encuentra atraído por su parsimonia, tentado por su inocencia, y es por eso que la arrastra a un juego en el que desear es la parte medular, en el que sin notarlo, todo se transformará.

¿Será sencillo continuar esa gélida realidad a pesar de que, como estrellas en la noche, iluminan su oscuridad?

¿El deseo que su sola cercanía despierta, no exigirá más? ¿La posesividad es parte de la necesidad? ¿Por qué a su lado todo parece mejorar?

Preguntas frecuentes

Cielo por tu luz

Todos tenemos tres amores en la vida: 1) el que amamos. 2) el que nos ama. 3) con el que nos quedamos. Dicen que las cosas que valen la pena no son fáciles. Eso les ha quedado bien claro a Alex y Luz, dos chicos que crecieron enamorados y que, cuando por fin se atrevieron a quererse, el destino los separó. En su último año de preparatoria, una Luz muy cambiada regresa a la vida de Alex quien, a pesar de guardar rencor por haberla perdido años atrás, sigue amándola como el primer día. Sin embargo, Luz ha regresado llena de secretos. Cuando Alex logra por fin de nuevo enamorarla ella desparece, una vez más. A Alex le queda claro que el amor de verdad solo llega una vez en la vida. Por ello, decide desparecer para traer de vuelta al suyo, cueste lo que cueste.

Una novela que refleja las locuras que el amor juvenil puede provocar y que demuestra que la valentía puede hacer frente a lo más inesperado.

Cielo por tu luz es la novela debut de Emiliano Campuzano. Un libro divertido, trágico y lleno de sorpresas. Que habla sobre lo complicado, simple y único que es querer, ser joven y vivir hasta los extremos.

Nada

Valeria y La Sombra no tienen nada en común excepto sus encuentros en casa de él algunas noches. En realidad, no se hablan fuera de eso. Valeria es una adolescente que recién cumplió diecisiete y trata de sobrevivir a su problemática vida. Y con los problemas económicos que afronta su madre, los problemas para adaptarse con sus amigas del barrio, y el sufrimiento de haber sido abandonada por su padre, está necesitada de cualquier muestra de cariño. Y eso es exactamente lo que busca en «La Sombra», uno de los chicos del barrio de mala muerte en donde vive. Después de que Valeria le haya hecho aquella propuesta, su vínculo secreto ha perdurado, «¿pero qué pasa cuando te das cuenta de que te has enamorado y que el sentimiento tal vez no sea mutuo?» Es esto lo que se plantea Valeria mientras sigue dando su cuerpo a alguien que probablemente nunca la ha amado y tal vez nunca lo hará.

Belleza atormentada

Andrea es una joven rebelde, con un pasado asombrosamente desagradable, un presente poco alentador y un futuro lleno de soledad. Por ciertas circunstancias se ve obligada a pagar una condena de un año en una hacienda en Veracruz, México. Matías, el hombre más impresionante que ella ha conocido, es el dueño de aquel lugar y, por si fuera poco, mejor amigo de la infancia de su hermano, diez años mayor.

El pasado de ambos es tormentoso y por de más doloroso. Sin embargo ahí, en medio de ese hermoso lugar tan lejano de todo, surge algo que no pueden negar. ¿Será posible superar y olvidar su pasado, para construir un nuevo futuro? ¿De verdad el amor que crece será suficiente para curar cada una de las heridas que sus vidas les han dejado?

Pandora

Hay tres cosas de las que estoy completamente segura: 1) Mi nombre es Emma Stonem. 2) Sería capaz de hacer cualquier cosa por mi hermano. 3) Soy una actriz de teatro, una lo suficientemente buena para que mi director no me haya echado todavía. Ahora, hay tres cosas que no sabía hasta ayer: 1) Mi nombre es Emma Bright y, al parecer, eso no es bueno si eres una chica. 2) Mi hermano es uno de los mejores agentes del Servicio Secreto Británico y está desaparecido en acción. 3) Soy la opción más adecuada para concluir su misión, y necesitaré algo más que saber actuar. Eso sin contar que si fallo muchas personas pagarán por eso. ¡Pero, sin presiones! Así que cuando el MI6 comprendió que yo posiblemente podría encontrar a Ethan y concluir su misión, no me dejaron mucha opción más que aceptar. Seguir los últimos pasos de mi hermano en París no debería ser un gran problema… si todo el mundo no desconfiara de mí, o si no quisiera matar al joven agente que tiene la misión de asegurar mi bienestar, o si no supiera que corro mucho más peligro del que me dijeron.

Mitades imperfectas

El anhelante cambio de Annabelle Jones y la cadena dolorosa del antiguo amor de Peter Brown se unirán al sumergirse en una adictiva aventura con claras convicciones y restricciones; sin embargo, el deseo entre las dos partes será un incentivo que ninguno será capaz de controlar.
Se trata de un juego en el cual no existen los sentimientos, solo el punzante deseo y el rescate de un recuerdo perdido. Pero cuando descubran que son mitades imperfectas, que las diferencias, temores y sufrimientos del pasado pueden separarlos, creerán que lo mejor será alejarse uno del otro.
¿Pero será demasiado tarde? ¿Tendrán el amor sufi­ciente para superarlo?

Mitades perfectas

Brenda es la típica muchacha rebelde de Nueva York. Fiestas por aquí, fiestas por allá, hace un mes terminó la secundaria y no planea ir a la universidad; primero quiere vivir la vida. Sus padres están de acuerdo hasta que algunos rumores sobre su única hija cambian su opinión.

Desesperados por recuperar un poco de sentido común en ella, la envían a Goldenwood, un estado independiente al otro lado del mundo que aún conserva monarquías antiguas y es gobernado por reyes, Lucinda y Richard Bourque.

Pero no solo es exiliada de su hogar, sino que también es obligada a desposar al príncipe Evan.

Detrás del matrimonio al que está obligada a contraer hay mucho más de lo que Brenda cree.

Valentino

Si he de ser sincera, hay tres cosas que me incomodan últimamente:

1) No puedo negar que París me dejó sus secuelas.

2) Estoy paranoica.

3) El Servicio Secreto no deja de controlarme al creer que soy cómplice de un exagente.

Ahora, hay tres cosas que empeoran aún más la situación:

1) Temo que el MI6 no es por lo que más debo preocuparme, no son los únicos sobre mí.

2) Algo me siguió a Londres, y no pienso que sea para nada bueno.

3) No creo poder escaparme tan fácilmente del mundo secreto, y no creo que este me deje ir.

Es mejor no mencionar la reciente muerte de un estudiante en mi instituto, y a diferencia de todos, no pienso que haya sido un suicidio. ¿Cómo se supone que lidie con todo esto? ¡Apenas puedo con mi vida personal! Con mi familia desconfiando de mí, un asesinato de por medio y el hecho de que no pueda dar dos pasos sin mirar sobre mi hombro o preguntarme si el sujeto a quien acabo de saludar es una potencial amenaza encubierta, la situación no podría estar peor. ¿O sí?

Al menos puedo estar segura de que el Chat Noir no me robará nada, no creo que mi hermano pueda decir lo mismo.

Muy profundo

Si tan solo la tolerancia hubiese existido… Si tan solo tanto rencor no hubiese dolido… Si tan solo sentir lo que sentíamos no hubiese sido tan fuerte, tan difícil de aceptar para los demás… Tenía dieciocho años cuando mi vida cambió. Cuando, sin saberlo, mi interior se transformó. Cuando lo mejor y lo peor apareció frente a mí y, por la ingenuidad propia de ese momento, no lo puede ver, ni siquiera lo pude sospechar. Y es que cuando el problema no es el amor… ¿Qué lo es entonces?

Él y yo nos enamoramos sin ni siquiera sospechar que su presencia en mi existir lo modificaría todo, convirtiéndose de pronto y sin aviso en lo más hermoso de mi mundo y también… en lo más doloroso. Nuestra historia comienza aquí, justo en esa edad en la que todo es tan visceral, tan intenso, tan arrollador, tan sin igual que crees que nunca cambiará nada. Alegría y euforia, así como depresión y tristeza, odio y rencor. Todo dentro de un huracán de emociones que te arrastra de aquí para allá, que te hace gozar, llorar, gritar, vibrar, temblar, desear, reír y en mi caso… amar, amar de verdad y con asombrosa intensidad.

Muy profundo II: Eterno

Aquella mañana en la que mi mirada se topó con su esencia, no imaginé hasta qué punto mi vida cambiaría. Trastornó mi ser, mi mente y mi destino. Nuestra historia siempre estuvo marcada y yo, sin sospechar, sería el mayor responsable de su más profunda tristeza. Mi ángel introdujo su inocente mano en mi pecho y me conmovió, me estremeció y cimbró mi vida hasta el punto de desear, con fervor, ser otro para poder merecerla. Lo cierto es que mi mundo la alcanzó y nos cambió. Ahora sé que no existe un cielo oscuro, que amanece; sin embargo, hay algo que debe terminar… a lo que debo ponerle punto final para continuar.

Mi ángel guardián

Tyler Ross, un joven estudiante de 16 años, muere en un accidente de coche. Al día siguiente despierta en la habitación de Haley Dickens, una compañera del instituto a la que apenas conocía. Pero esta, al principio, no nota su presencia. Y no es la única, porque nadie en toda la ciudad de Chicago no lo ve ni lo escucha. ¿Qué ha ocurrido? ¿Quizás Tyler Ross se ha convertido en un ángel de la guarda?

Mi ángel guardián II

Haley Dickens se entera de la muerte de su amor platónico del instituto, quien nunca le había tomado atención salvo el primer día de clases, un año atrás. El día después de su muerte, Haley no tendrá ni idea de que Tyler Ross estará junto a ella por azar del destino. ¿Por qué ella? Pues quizás porque juntos se complementan, quizás porque Haley es su ángel de la guarda y tiene la misión de traerlo a la vida. ¿Podrá conseguirlo? Ahora ya nada es lo mismo, las cosas han cambiado, las personas tampoco son las mismas. Y aún faltan secretos que revelar y mentiras que desenmascarar… Y es que la verdad duele, pero la mentira mata.

Provócame

Emma O’Brien sólo podía pensar en el ruido de los neumáticos, la sangre en la nieve, los gritos y el temor de estar sola. Su pasado regresa como un karma persiguiéndola. Su vida tiene un nuevo comienzo cuando se muda con sus dos mejores amigas a Miami. Resguardándose dentro de los libros, creyendo que los hombres perfectos solo existen dentro de ellos, pero nunca se puede escapar del destino. Un encuentro dentro de un elevador y unos increíbles ojos azules, pueden cambiar todo. Dylan McGuire rompe su mundo, mostrándole que los hombres perfectamente imperfectos pueden llegar a existir.