Pandora

Hay tres cosas de las que estoy completamente segura: 1) Mi nombre es Emma Stonem. 2) Sería capaz de hacer cualquier cosa por mi hermano. 3) Soy una actriz de teatro, una lo suficientemente buena para que mi director no me haya echado todavía. Ahora, hay tres cosas que no sabía hasta ayer: 1) Mi nombre es Emma Bright y, al parecer, eso no es bueno si eres una chica. 2) Mi hermano es uno de los mejores agentes del Servicio Secreto Británico y está desaparecido en acción. 3) Soy la opción más adecuada para concluir su misión, y necesitaré algo más que saber actuar. Eso sin contar que si fallo muchas personas pagarán por eso. ¡Pero, sin presiones! Así que cuando el MI6 comprendió que yo posiblemente podría encontrar a Ethan y concluir su misión, no me dejaron mucha opción más que aceptar. Seguir los últimos pasos de mi hermano en París no debería ser un gran problema… si todo el mundo no desconfiara de mí, o si no quisiera matar al joven agente que tiene la misión de asegurar mi bienestar, o si no supiera que corro mucho más peligro del que me dijeron.

Valentino

Si he de ser sincera, hay tres cosas que me incomodan últimamente:

1) No puedo negar que París me dejó sus secuelas.

2) Estoy paranoica.

3) El Servicio Secreto no deja de controlarme al creer que soy cómplice de un exagente.

Ahora, hay tres cosas que empeoran aún más la situación:

1) Temo que el MI6 no es por lo que más debo preocuparme, no son los únicos sobre mí.

2) Algo me siguió a Londres, y no pienso que sea para nada bueno.

3) No creo poder escaparme tan fácilmente del mundo secreto, y no creo que este me deje ir.

Es mejor no mencionar la reciente muerte de un estudiante en mi instituto, y a diferencia de todos, no pienso que haya sido un suicidio. ¿Cómo se supone que lidie con todo esto? ¡Apenas puedo con mi vida personal! Con mi familia desconfiando de mí, un asesinato de por medio y el hecho de que no pueda dar dos pasos sin mirar sobre mi hombro o preguntarme si el sujeto a quien acabo de saludar es una potencial amenaza encubierta, la situación no podría estar peor. ¿O sí?

Al menos puedo estar segura de que el Chat Noir no me robará nada, no creo que mi hermano pueda decir lo mismo.