Tenías que ser tú

El destino estaba escrito desde que eran niños, trazaron una historia que jamás imaginaron. Condenados a vivir un matrimonio por conveniencia para mantener el linaje real.

Siempre tú

Holly Hamilton es una chica con sueños e ilusiones, un novio bastante popular, una familia increíble y un futuro muy prometedor como actriz y modelo. ¿Qué podría salir mal cuando se tiene todo?

Provócame

Emma O’Brien sólo podía pensar en el ruido de los neumáticos, la sangre en la nieve, los gritos y el temor de estar sola. Su pasado regresa como un karma persiguiéndola. Su vida tiene un nuevo comienzo cuando se muda con sus dos mejores amigas a Miami. Resguardándose dentro de los libros, creyendo que los hombres perfectos solo existen dentro de ellos, pero nunca se puede escapar del destino. Un encuentro dentro de un elevador y unos increíbles ojos azules, pueden cambiar todo. Dylan McGuire rompe su mundo, mostrándole que los hombres perfectamente imperfectos pueden llegar a existir.