Un mundo feliz

Un mundo feliz es un clásico de la literatura de este siglo. Con ironía
mordiente, el genial autor inglés plasma una sombría metáfora sobre el
futuro, muchas de cuyas previsiones se han materializado, acelerada e
inquietantemente, en los últimos años. La novela describe un mundo en el que finalmente se han cumplido los peores vaticinios: triunfan los
dioses del consumo y la comodidad, y el orbe se organiza en diez zonas
en apariencia seguras y estables.